LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Es posible que ya domines el concepto y el propio servicio de alojamiento web típico, denominado hosting, pero es hora de ir más allá, y entender la tecnología detrás de otras soluciones web disponibles en el mercado.

VPS son las siglas en inglés de Servidor Privado Virtual, de las cuales entenderemos cómo funciona. Por consiguiente, se describirá este concepto a través de sus partes:

#1: Servidor:

Un servidor es un término más bien genérico que se adopta para el mundo de la informática y las redes. Un servidor se trata de una computadora u ordenador que sirve un servicio en específico a las demás, que pasan a denominarse: clientes.

De esta forma, este dispositivo debe responder solicitudes de los clientes, proveyendo lo que sea que haya sido configurado para servir. En el caso común de los sitios web, se trata de proveer a los visitantes las páginas web correspondientes para su correcta visualización e interacción. Pero por supuesto, se puede utilizar para otros servicios.

Podemos decir entonces, que el servicio de hosting convencional también se trata de un servidor porque debe proporcionar las páginas web, el contenido de las bases de datos, entre otros requisitos.

#2: Privado:

Este concepto surge de la optimización de los recursos y la reducción de los costos del servicio, al compartir los mismos servidores entre varios clientes. De esta forma, se puede acceder a un buen rendimiento al no necesitar un servicio dedicado a un solo cliente, y así, compartir gastos que terminan siendo mucho más bajos. Pero ¿acaso significa que los demás clientes pueden ver nuestros archivos e interferir en nuestro servicio? Sería algo absurdo y contra todos los esfuerzos de la seguridad informática. Entonces, se realiza una división o aislamiento de cada instancia del servicio como si fuera único en todo el servidor.

#3: Virtual:

Esta división no es física, ya que las instancias individuales se siguen ejecutando en el mismo dispositivo y sin ningún cambio de hardware. Por lo tanto, es una división virtual o, en otros términos: hecha por software. Este término también hace alusión al modo de funcionamiento, ya que funciona de forma semejante a las máquinas virtuales, que se trata de ordenadores completos, funcionales y aislados que se ejecutan dentro de un ordenador real. Así, un servidor real o físico puede albergar muchas instancias de máquinas virtuales o servidores virtuales que están aislados entre sí, pero que comparten el mismo hardware o recursos computacionales y por consiguiente, son mucho más accesibles.

Por supuesto que es posible contratar el servicio de un servidor dedicado, en el cual tienes disponibilidad completa, pero es un precio muy alto que en muchas ocasiones no se justifica al no hacer uso extensivo del mismo. En este punto, ya sabes que hay instancias de servicios de alojamiento web que son más genéricos que otros. Así como los Servidores Privados Virtuales o VPS son instancias particulares de un Servidor Dedicado, los servicios de hosting compartido o simplemente hosting son instancias particulares dentro de los servidores VPS, abaratando costos y convirtiendo a estos en servicios más que accesibles.

¿Cómo se gestiona un VPS?

A diferencia del hosting común, el cual dispone de un panel de control como, por ejemplo: cPanel, un VPS dispone de configuraciones mucho más avanzadas y completas, puesto que debe administrarse una instancia de ordenador. De esta forma, puedes incluso instalar el sistema operativo que creas conveniente para el uso esperado e instalar las aplicaciones que necesites para ejecutar los servicios propuestos.

¿Existe alguna diferencia en términos de hardware?

Si bien, como se explicó anteriormente, todos estos servicios se ejecutan en un mismo dispositivo físico real, las prestaciones de hardware o recursos computacionales se encuentran limitados. Esto se da por una cuestión de costos, donde el servicio más genérico es más caro, y por lo tanto, se le da más derechos y prioridad de uso a estos clientes.

Lo interesante de los VPS es que, por lo general, son más escalables que los servicios de hosting compartido, y en unos simples clics, puedes contratar mayores prestaciones si las necesidades del proyecto así lo ameritan. Esto es ideal para ahorrar en costos iniciales, al contratar bajas prestaciones al inicio y escalar a mayores cuando sea necesario y rentable.

¿Para qué suele usarse esta tecnología?

Pueden darse varios factores que te hagan considerar cambiar a un VPS, los cuales incluso pueden suceder simultáneamente, por ejemplo:

  • Requieres de mayores recursos computacionales: Si tu proyecto requiere otro tipo de recurso de hardware diferente de lo convencional, entonces un hosting convencional no es suficiente. Ejemplo de esto puede ser un juego en línea multijugador donde se proveen recursos computacionales gráficos (GPU)
  • Debes proveer servicios y aplicaciones no disponibles en el hosting convencional: Como se explicó anteriormente, el hosting convencional tiene un conjunto de recursos estándar que provee para las aplicaciones más comunes del mundo web, pero no dispones de libertad para incorporar nuevas tecnologías o aplicaciones para servir a los usuarios. Esta libertad es la característica clave por la cual elegir este tipo de alojamiento
  • Requieres de un ordenador o computadora conectada a internet permanentemente: Como se dispone de un servidor con funcionalidad completa, puedes utilizarlo como un ordenador o computadora en la nube, la cual permanece conectada permanentemente a internet y disponible para acceder desde cualquier lado. Esto se da en un contexto muy interesante, porque puedes acceder a un sistema de recursos computacionales elevado desde un dispositivo de medios o bajos recursos, ya que tú solo requieres disponer de un dispositivo que pueda visualizar el resultado, pero el cálculo se hace en otro lado.

Entre otros factores y situaciones más específicas.

Como conclusión, podemos decir que estos servicios están orientados de forma diferente, pero que en muchos casos se pueden superponer y es ahí donde pueden generar confusiones a los usuarios principiantes, por lo que la recomendación general es buscar proveedores que permitan escalar en los servicios. Así, se podrá avanzar en los proyectos sin tener que empezar desde cero.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política