LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
El New York Times informa de que la gente que lee libros electrónicos tanto en las tabletas como en el iPad, están empezando a darse cuenta de que mientras que un libro impreso es sencillo e inmersivo, una tableta se parece a una cacofonía del siglo 21, que evita una actividad tradicional de aislamiento necesaria para la lectura, que ofrece el libro tradicional, ya que ofrece una gama de distracciones que pueden fragmentar la experiencia de la lectura, o perder sus pistas. "La tableta es como una seductora", dice James McQuivey. "Está constantemente diciendo, "Usted podría estar en YouTube ahora mismo. "O el mensaje de alertas constantes de pop-ups, diciendo que acaba de recibir un e-mail. Cosas que tratan constantemente de competir con la lectura". También hay indicios de que los editores se están enfriando en las tabletas de lectura electrónica, según una reciente encuesta realizada por Forrester Research, que mostró que el 31 por ciento de los editores que antes creían que los iPads, tabletas y similares eran el ideal de lectura, ahora ya se lo están pensando.
Hace un año, el 46 por ciento pensaba entonces a Jonathan Franzen, como uno de los novelistas más grandes de América, que dice a los consumidores que han sido engañados en pensar que necesitan la última tecnología y que los libros electrónicos nunca pueden tener la magia de la página impresa. "Creo que, para los lectores serios, tiene sentido la permanencia ya que siempre ha sido parte de la experiencia. Todo lo demás en su vida es fluida, pero aquí está este texto que no cambiará.
Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política