LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Desde hace muchos años se utilizan los robustos y asequibles recursos de Linux para la instalación de software empresarial y servidores dedicados, pero la gran mayoría de ordenadores de escritorio en hogares y empresas usan sistemas operativos comerciales. 

Aunque este hecho resulte desalentador para la comunidad del software libre, no se ha convertido en una desventaja, ya que en lugar de eso las empresas ahora ven a las herramientas del entorno Linux como el futuro de las soluciones digitales, y por eso en la actualidad muchos fabricantes de ordenadores apuestan por el hardware compatible con Linux.

Las herramientas de desarrollo funcionan mejor en Linux

Debido a que las aplicaciones de Linux para ordenadores portátiles son desarrolladas por entusiastas y para entusiastas, instalar Linux para programar en estos portátiles ha sido casi una obligación para disfrutar del soporte y versatilidad de las mejores herramientas para el desarrollo de software.

A diferencia de las IDE privadas, que prometen muchas soluciones que mejoran la eficiencia del código, esas suelen ser abiertas a sus usuarios por permitirles explorar cada detalle y adaptarlas a sus necesidades.

El mito respecto a la compatibilidad con el hardware

Aunque cada vez más hardware es compatible con Linux, muchos usuarios no se animan a intentar probar alguna distribución (en la jerga llamadas distro), especialmente por las implicaciones que creen que hay con respecto a la compatibilidad con ciertas impresoras. 

Por fortuna, estas impresoras láser son compatibles con Linux y se ajustan a cualquier presupuesto. No obstante, muchas distros poseen controladores libres que permiten utilizar las funciones básicas de la mayoría de las impresoras en el mercado, por lo que todo desde un principio ha sido un mito.

Los grandes beneficios de trabajar con Linux

Si bien es cierto que existen más de cien sistemas operativos Linux diferentes, casi todos comparten fuertes similitudes, especialmente con su sistema de archivos y proveedores de software. 

Difícilmente una distro resulta excluida de la comunidad, por lo que todas tienen soporte y aplicaciones compatibles que los usuarios pueden utilizar, y todas forman parte a su vez del vasto ecosistema que crece cada día. 

Con respecto a su nivel de seguridad, la gran cantidad de distros en existencia y sus constantes actualizaciones no dejan posibilidad a hackers para desarrollar software malicioso, así que estos sistemas por lo general son muy seguros y robustos.

Otra cosa importante es el Kernel Linux, este es el corazón de toda configuración y en la mayoría es el mismo para todas: de hecho los sistemas operativos comerciales se valen de alguna versión de este kernel, modificándola para que sostenga sus sistemas operativos. 

Con cada actualización que se haga de este kernel, que automáticamente es asimilada por cualquier configuración Linux, incluye mayor compatibilidad con el hardware existente y mejora su rendimiento a modo de requerir menor cantidad de recursos del ordenador para funcionar de manera óptima.

Aplicaciones diseñadas para adaptarse a sus usuarios

Una de las cosas que se ha ganado la atención de los desarrolladores de software de las empresas tecnológicas más reconocidas es la gran versatilidad y funcionalidad de las aplicaciones de Linux.

Por lo general no suelen ser las más atractivas visualmente pero se valen de una comunidad que se encarga de hacerlas un recurso sumamente enfocado en ofrecer soluciones sin ningún tipo de restricción. 

Esto significa que son aplicaciones que contienen todo lo necesario para realizar sus funciones sin problemas y que resultan muy compatibles con cualquier hardware y distribución en la que se instalen.

Este concepto no ha tardado en ser introducido en las aplicaciones compatibles con software comerciales.

El temor de abandonar sistemas e interfaces conocidos

Otro punto importante es la necesidad de satisfacer la transición de sus usuarios, ya que la mayoría suele tener dudas al tener que dejar sus herramientas de trabajo, en vista de que no suelen tener una versión equivalente o soporte en Linux. 

La familia de desarrolladores de Linux constantemente trabaja para que las aplicaciones sean compatibles y parecidas en funciones con la mayoría del software comercial, y cada vez más logran hacerlo mejor. 

De hecho, gran cantidad del software comercial se vale de este recurso para reinventarse de  manera constante, por lo que desarrollan aplicaciones más funcionales y que puedan ejecutarse en donde los usuarios las necesiten.

Las mejores portátiles compatibles con Linux

Sabiendo todo esto entonces solo queda encontrar el portátil que mejor se adapte a nuestras necesidades. A continuación una lista con los portátiles que resultan una opción acertada por su rendimiento y compatibilidad con distros Linux:

KDE Slimbook

Para los amantes de los equipos potentes llega este nuevo portátil de KDE que asombra por sus prestaciones y diseño, con un procesador Intel Core i5 a 2.5 GHz Turbo Boost, 16 GB de RAM DDR4 y 1 TB SSD.
Este portátil es uno de los más recomendables para controlarlo todo desde una sólida distro Linux. Algo igual de destacable es su amplio soporte de software y hardware que no tiene nada que envidiar a Windows o MacOS.

Toshiba Tecra

No puede faltar uno de los portátiles siempre fieles de la casa Toshiba, este se define por su procesador Intel Core i7 de doble núcleo a 2,7 GHz, 16 GB RAM DDR4 y disco duro de 512 GB SSD.
Con prestaciones muy aceptables, este portátil garantiza una experiencia de uso muy cómoda y fluida para lo que sea que se haga, y su potente motor gráfico Intel HD admite contenidos en UHD y dispone de todos los puertos para periféricos que se requieren para programar y personalizar.

Manjaro Spitfire

Una nueva apuesta al software libre viene con este potente portátil, con la última versión de la novedosa distro Manjaro, este portátil satisface cualquier necesidad, y no se puede esperar menos ya que su motor se compone de un procesador Intel Core i3, 8 GB de RAM DDR4 y una capacidad de almacenamiento de 1 TB SSD.
El diseño y acabado de este portátil es magnífico y su rendimiento es verdaderamente óptimo para cualquier tarea de desarrollo, sin mencionar que viene bien dotada de puertos de comunicación, gran pantalla de alta definición y un amplio soporte por parte del fabricante.

HP Spectre x360

Los portátiles HP siempre han gustado por sus atractivos diseños y cantidad de funciones, y este modelo no es la excepción. Con un procesador Intel Core i7 de octava generación a 1,8 GHz, 16 GB de RAM DDR4 y 512 GB SSD, esta máquina cumple con cualquier estándar. 

Sin mencionar que incluye una tarjeta de vídeo compatible con UHD y una pantalla de 15,6”, en la que todo se ve magnífico, y admite una configuración dual para trabajar en ambientes Linux y con software comercial.

Asus Chromebook Flip

Con el novedoso sistema operativo Chrome OS, este portátil de 11,6” explota todo el potencial característico de la casa Asus. El corazón de esta máquina no es más que un procesador Intel Celeron de última generación con 1,1 GHZ, 4 GB de memoria RAM, que le aporta velocidad y estabilidad, y 32 GB de SSD que cierran con broche de oro a un portátil sumamente potente para este sistema operativo abierto.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política