LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Empezaron a aparecer en las aceras de Londres hace poco más de cuatro meses y, en los barrios por los que circulan, los vecinos y comerciantes ya los conocen de sobra. “Pasan por aquí cada día”, cuenta un camarero de Kaspa's, una cafetería en Lewisham, al sur de la ciudad. “Si esperas un rato, seguro que viene alguno”.

La escena se repite unos kilómetros al norte, en Old Kent Road. “Hace 10 minutos estuvo aquí uno”, indica Muhammad Ali, mánager de Jasmine Garden, un local que solo sirve comida para llevar. “Vienen entre cinco y 10 veces al día a recoger pedidos. La tableta de Just Eat [en la que los restaurantes reciben y gestionan las órdenes] indica si viene un robot o no. Es fantástico: les pones la comida y se van. ¡Y llegan a tiempo!”.

En la puerta, uno de los repartidores que hace entregas en moto interviene: “No me hagas hablar sobre ellos, ya me he cargado dos de esas máquinas”, ríe. “Es broma. Pero no paro de ver cómo me quitan pedidos”.

Son pequeños (55 centímetros de alto y 70 de ancho), acabados en blanco y negro lacado, redonditos y sonrientes: cuando llegan a tu casa a entregarte la comida y los desbloqueas con el móvil para abrirlos, sus luces frontales se iluminan con forma de sonrisa mientras una voz dice “here's your delivery” (aquí está tu pedido).

Se les conoce como robots de reparto, son completamente autónomos y ya hay una docena de ellos pululando por la ciudad: tanto Just Eat como Hermes, una empresa de envío a domicilio, trabajan con Starship, la 'startup' estonia que los ha engendrado. Como van un poco lentos (unos 6 km/hora), los utilizan para repartos cortos, de menos de tres kilómetros, en sustitución de sus repartidores humanos.

Lee el artículo completo en: El Confidencial.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política