LinuxParty

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Sabíamos que los microbios de nuestro intestino tienen efectos para nuestra salud. ¿Podrían algunas de estas mismas bacterias estar haciendo un hogar en nuestro cerebro? Una imagen de la Society for Neuroscience llamó la atención con imágenes de microscopios de alta resolución de bacterias que aparentemente penetran y habitan las células de cerebros humanos sanos. El trabajo es preliminar, y sus autores tienen cuidado el cuidado de hacer de notar que sus muestras de tejido, recolectadas de cadáveres, podrían haber sido contaminadas. Pero para muchos, la posibilidad de que las bacterias pudieran influir directamente en los procesos cerebrales, incluido, tal vez, el curso de una enfermedad neurológica, fue estimulante.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Hasta ahora, se desconocía el impacto de las granjas eólicas y solares en la vegetación y en los procesos climáticos regionales. La generación de energía gracias a este tipo de instalaciones podría reducir las emisiones de carbono y mitigar así el cambio climático antropogénico, pero ¿son estos sus únicos beneficios? Esa es la pregunta que buscó responder un equipo de expertos de las universidades de Maryland, Pekín y Trieste, liderado por Yan Li, según recoge Juan Scaliter en quo.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La próxima vez que sientas un flechazo, piensa que tal vez sea una prima o un primo lejano tuyo.

Un estudio de 2016 señalaba que nuestro cuerpo cuando busca pareja toma en cuenta la supervivencia de la especie

Un estudio realizado en Estados Unidos halló que sus participantes, que incluyeron tres generaciones, tendieron a escoger como sus cónyuges a las personas que compartían sus mismos ancestros, aunque los investigadores notaron que esa tendencia ha ido cayendo con el transcurso del tiempo.

Los investigadores Ronnie Sebro y Gina Peloso, de la Universidad de Pensilvania, Josée Dupuis, de la Escuela Universitaria de Salud Pública de Boston, y Neil Risch, de la Universidad de California, fueron los autores del estudio publicado en la revista especializada PLOS Genetics.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Claire Reilly, escribiendo para CNET: Después de pasar una noche en una cueva de roca subterránea en el medio del desierto australiano, aprendí tres cosas: El silencio es ensordecedor. Tus ojos nunca se ajustan a la oscuridad. Y si nadie roza el techo antes de llegar, ese puñado de tierra te va a asustar cuando te caiga sobre la cara a las 2 am . He volado 1,200 millas por el privilegio de dormir en un agujero en Coober Pedy. No hay Wi-Fi aquí. El brillo de mi MacBook se siente desagradable en la quietud subterránea. El televisor reproduce anuncios de un servicio de limpieza "local" de la ciudad próxima, pero eso sucede a solo 400 millas de distancia. Australia es un país definido por "la tiranía de la distancia", pero viajar a la ciudad minera de ópalo subterránea de Coober Pedy es como tomarse unas vacaciones en Marte.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A principios de este mes, en la revista Doklady Biological Sciences, un equipo de científicos rusos anunció que aparentemente habían descubierto antiguos gusanos nematodos que pudieron resucitar después de pasar al menos 32.000 años enterrados en el permafrost. El descubrimiento, si fuera legítimo, representaría el retorno a la vida más antiguo que jamás se haya registrado, en un organismo complejo y multicelular, que empequeñecería incluso al tardígrado. Los gusanos fueron encontrados entre más de 300 muestras de suelo congelado extraído de las tierras bajas del río Kolyma en el noreste de Siberia por los investigadores. Dos de las muestras contenían gusanos, uno de una madriguera de ardilla enterrada que data de hace 32,000 años y el otro de un glaciar que data de hace 40,000 años.

Después de aislar los nematodos intactos, los científicos guardaron las muestras a 68 grados Fahrenheit y las dejaron rodeadas de comida en una placa de Petri, solo para ver qué pasaría. Durante las siguientes semanas, gradualmente detectaron destellos de la vida cuando los gusanos comieron la comida e incluso clonaron a nuevos miembros de la familia. Estos gusanos clonados se cultivaron por separado, y también prosperaron.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Investigadores de la Universidad Técnica de Viena tradujeron a código informático el sistema neuronal de un gusano, lo descargaron a un ordenador y crearon un gusano artificial al que enseñaron trucos increíbles sin necesidad de añadir programación adicional alguna.

Las reacciones del gusano artificial fueron las mismas que la del gusano vivo, planteando a los investigadores la duda de si el gusano artificial era un simple programa de ordenador o un ser vivo, según explican en un comunicado de la citada universidad.

El gusano usado en el experimento es el nematodo Caenorhabditis elegans (C. elegans), que mide un milímetro de largo y tiene un organismo muy simple. Por sus características es un organismo muy interesante para la ciencia, y se ha empleado para modelo experimental en estudios genéticos, de la obesidad, diabetes, Alzheimer o el envejecimiento.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Así se puede haber visto el supercontinente Pangea
Ancient Earth Globe / Dinosaur Pictures Database

Cualquier persona que haya vivido en una zona sísmica puede dar fe que las placas tectónicas están en constante movimiento. Algunas se separan dando espacio para la formación de océanos y otras van chocando entre sí, creando cadenas montañosas enteras. Esa actividad geológica es la que, en gran parte, ha ayudado a la creación y luego evolución de la vida en la Tierra.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Stephen W. Hawking, físico de la Universidad de Cambridge y autor de best-sellers; que deambuló por el cosmos desde su silla de ruedas, reflexionó sobre la naturaleza de la gravedad y el origen del universo y se convirtió en un emblema de la determinación humana y la curiosidad, ha fallecido en su casa de Cambridge, Inglaterra. Cuando tenía 76 años. De un informe:

Un portavoz de la familia anunció la muerte en un comunicado a varios medios de comunicación. "Desde de Albert Einstein ningún científico, capturó la imaginación del público y se hizo querer por tantas decenas de millones de personas en todo el mundo", dijo Michio Kaku, profesor de física teórica en la City University de Nueva York, en una entrevista. El Dr. Hawking lo hizo en gran parte a través de su libro "Una breve historia del tiempo: del Big Bang a Black Holes", publicado en 1988. Ha vendido más de 10 millones de copias e inspirado un documental de Errol Morris.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En el Día Internacional de la Mujer, BBC Mundo investigó quiénes son cinco de las mujeres más poderosas de la ciencia y encontró historias fascinantes.

Fabiola Gianotti, Italia

En 2016 Fabiola Gianotti se convirtió en la primera mujer en dirigir el principal centro de física de partículas del mundo.

“La mujer con la llave de los secretos del Universo”.

Así describió en 2014 el diario británico The Guardian a la física italiana Fabiola Gianotti.

En 2016, la científica se convirtió en la primera mujer en dirigir el principal centro de física de partículas del mundo, el CERN (siglas en francés de la Organización Europea para la Investigación Nuclear), ubicado en Suiza.

Desde 1994, Gianotti fue una de las físicas investigadoras de ese centro y entre 2009 y 2013 fue la portavoz del experimento Atlas en el Gran Colisionador de Hadrones.

Ese experimento fue diseñado para encontrar una partícula que explica por qué las partículas fundamentales de la naturaleza tienen masa, un aspecto clave para entender el comportamiento de la materia.

Se trata del bosón de Higgs, una partícula que había sido buscada por décadas.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Este proceso, y otros similares, podrían hacer del humilde material una alternativa ecológica al uso de plásticos y metales en la fabricación de automóviles y edificios, informó Nature esta semana.

Del informe: "Es una nueva clase de materiales con gran potencial", dice Li Teng, especialista en mecánica de la Universidad de Maryland en College Park y coautor del estudio publicado el 7 de febrero en Nature. Los intentos de fortalecer la madera se remontan a décadas. Algunos esfuerzos se han centrado en la síntesis de nuevos materiales mediante la extracción de las nanofibras en celulosa, el polímero natural duro en las células tubulares que canalizan el agua a través del tejido vegetal. El equipo de Li tomó un enfoque diferente: los investigadores se enfocaron en modificar la estructura porosa de la madera natural. Primero, cocieron diferentes tipos de madera, incluido el roble, en una solución de hidróxido de sodio y sulfito de sodio durante siete horas.



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política