LinuxParty



Gracias por colaborar y  enviar un artículo.

De todos los campos que verás, los únicos obligatorios son: El TÍTULO, EL ARTÍCULO y la CATEGORÍA, el resto de los campos los puedes dejar en blanco, ya que o no son necesarios o se rellenarán automáticamente.

Tal vez, prefieras enviar un archivo (sólo txt, odt, doc o pdf)



 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A la hora de hablar de Chernóbil, nadie espera leer nada no relacionado con fascinante despoblación, cosas mutantes y héroes anónimos de la Unión Soviética. Hoy no es uno de esos días. El mayor accidente nuclear de la historia de la humanidad ha creado un área virtualmente inhabitada por ser humano alguno. Y la consecuencia derivada, al parecer, ha sido un incremento en el número de ejemplares de la fauna local. Chernóbil es hoy un paraíso natural radioactivo.

 

Tan sorprendente conclusión ha sido alcanzada por un grupo de investigadores de toda Europa. En su trabajo, titulado "Long-term census data reveal abundant wildlife populations at Chernobyl" y publicado ayer mismo en la revista Current Biology, prueban el progresivo crecimiento de las poblaciones de ciervos, lobos y osos de la Zona de Alienación, un área de varios miles de kilómetros cuadrados donde la presencia humana se ha reducido por el alto nivel de radiación.

100.000 personas menos, tantos animales más

Tal y como explica Jim Smith, uno de los autores del estudio, en The Guardian, el accidente de Chernóbil demuestra algo que más o menos intuíamos, pero cuya certeza a esta magnitud nos era incierta: la presencia humana y su actividad económica es más nociva para la fauna que la mayor catástrofe nuclear de nuestra historia. Aunque con matices, como veremos. Polesia no era una zona demasiado habitada, pero el accidente la vació por completo. A cambio, lobos, osos, ciervos y caballos se han reproducido con tranquilidad, sin injerencias humanas. En consecuencia, han aumentado

Los datos: desde 1986 hasta nuestros días, los investigadores han podido constatar que el número de grandes mamíferos presentes en el sur de Bielorrusia ha crecido. La zona, la región histórica de Polesia, nunca había contado con un muy elevado grado de desarrollo económico (zonas pantanosas y boscosas), pero fue parcialmente evacuada (más de 100.000 personas) tras el estallido del reactor 4. Pese a no contar con datos previos a 1986, los autores del trabajo constatan que la ausencia de seres humanos ha permitido que el número de ejemplares se haya disparado.

Puedes leer más (y ver fotografías) en Magnet

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política